HISTORIA


El billar de sobremesa que les presento tiene como proposito poder disfrutar de este juego en prácticamente cualquier espacio. Sus pequeñas dimensiones y sus proporciones cuadradas (74x74cm) permiten instalarlo tanto en el hogar como en la zona de descanso de una oficina o en un bar. Esta pensado para situarlo sobre una mesa cuadrada y jugar a su alrededor sin que sea necesario agacharse para golpear la bola. Esto contribuye a adoptar una postura mas saludable. El campo de juego queda situado aproximadamente a unos 105 cm, utilizaremos un taco corto y lo sujetaremos por debajo, lanzando como si de un dardo se tratara. El diseño esta optimizado para su funcionamiento con bolas de 38mm de diámetro.

La idea surgio al poco de tener en casa un sencillo minibillar de sobremesa. Pasamos muchas tardes jugando, pero pronto empezaron a quedar en evidencia sus carencias: las bolas saltaban del tablero con facilidad, las bandas no proporcionaban un buen rebote, tanto el tablero como los laterales no tenian la rigidez necesaria y un largo etcétera que me hizo plantearme la posibilidad de mejorarlo.

Cada pieza ha sido estudiada para darle la mejor funcionalidad. He querido ofrecer un producto artesanal a la vez que preciso y divertido. Tambien se ha reducido considerablemente el sonido de las bolas en la caida, algo indispensable en ocasiones.

Los materiales utilizados han sido seleccionada cuidadosamente para que duren durante muchos años. Se sirve con fieltro Cloth Star Delsa y bolas Aramith de 38 mm. Personalmelte me he divertido mucho construyéndolo y espero poder ir mejorandolo en un futuro. Les deseo que se diviertan jugando.

Tomas Portillo



Contador de visitas